Bienes Raices Republica Dominicana

Olima Bienes Raíces República Dominicana es una de las compañías más grandes de propiedades inmobiliarias de la República Dominicana y del Caribe. Nuestro sitio tiene un buscador de gran alcance para localizar características y oportunidades del negocio en la República Dominicana.

  • (809) 724-4999 | Bienes Raices Republica Dominicana +1-809-724-4999 Desde E.U. Gratis llama al 315-413-6303
  • sales@olimare.com | Bienes Raices Republica Dominicana moc.eramilo@selas
  • Español | Bienes Raices Republica Dominicana
  • English | Bienes Raices Republica Dominicana

Noticias Inmobiliarias

DARDOS AL TURISMO nacional

01/02/2011

Los retos del sector turístico están a la orden del día. Ellos han sido planteados con crudo realismo en recientes análisis de las agencias internacionales. Porque estos convocan a un hercúleo esfuerzo de renovación, al país le conviene conocer lo que dicen el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Comisión Económica para América Latina (Cepal. A continuación algunas citas de sus conclusiones medulares.

Ya en su "Informe Nacional de Desarrollo Humano" (2005, http://odh. pnud.org.do/publicaciones/informenacionaldesarrollohumano2005), el PNUD arrojó juicios sobre nuestro sector turístico que provocaron estertores defensivos. Al señalar la manera "desordenada y precipitada" en que se ha desarrollado la industria, este extenso análisis centra su fuego demoledor sobre los daños ambientales resultantes y alerta sobre la urgente necesidad de trabajar para lograr la sostenibilidad de la industria.

Su conclusión apocalíptica: "La actividad turística tal y como ha venido explotándose hasta ahora no es sostenible. Si en la próxima década se repite lo mismo que se hizo en la década pasada, los resultados serán de menor rendimiento por unidad debido a los daños acumulados en materia ambiental y social" (p.63). "Los problemas principales del sector se pueden enfrentar haciendo cumplir las normas, leyes y regulaciones, creando capital social e institucional, aumentando la oferta de servicios turísticos e integrando a las comunidades. Hay que recuperar lo perdido en materia ambiental o hacer que los responsables de daños lo paguen. Hay que modificar la forma de explotación de la actividad para evitar que estos perjuicios al medioambiente continúen" (p.89).

En "América Latina y el Caribe: Una Superpotencia de Biodiversidad" (2010, http://www.undp.org/latinamerica/biodiversity-superpower/Report/Executive_Summary_SPA.pdf), el PNUD repite que el modelo turístico de la RD no es sostenible. "Las costas, playas y arrecifes, las principales atracciones de la industria, se están degradando debido a sus efectos. Alrededor del 30% de la contaminación costera proviene de los desagües de hoteles que se vierten en cuencas y costas. Los arrecifes de coral se están degradando debido a la contaminación de las napas subterráneas por los fertilizantes y pesticidas que se usan en las canchas de golf y de la sedimentación provocada por la creación de playas artificiales. El agua dulce también se usa de manera ineficiente, con 1,560 litros por pasajero/noche, 2,8 veces el estándar de prácticas óptimas recomendado en Green Globe 21. Las canchas de golf consumen alrededor de 8,000,000 de metros cúbicos al año -dos veces la cantidad utilizada por el sector industrial. El consumo intensivo de agua está agotando rápidamente las reservas y compite directamente con las necesidades locales. Por su parte, el consumo de energía por pasajero/noche es de 33,5 kW, 5,5 veces superior al estándar de prácticas óptimas" (p.21).

Este juicio del PNUD es corroborado por el BM en su informe "República Dominicana: De la Crisis Financiera Internacional al Crecimiento para Todos" (http://siteresources.worldbank.org/DOMINICAREPUBLICINSPANISHEXT/Resources/Notas-de-Politica-FINAL-version-email.pdf). "El crecimiento del importante sector turismo dependerá de la calidad del medio ambiente, incluidas la seguridad del agua potable, playas limpias, arrecifes de coral no degradados y áreas protegidas bien administradas. Sin embargo, el sector está siendo afectado por la deficiencia en los servicios hídricos y en el tratamiento de aguas residuales".

"Cambios en la intensidad de eventos extremos de clima impactarán la infraestructura turística y la erosión costera. El estado de los arrecifes de coral es particularmente preocupante. En las costas Este y noroeste aparecen anchas plataformas costeras de poca profundidad, pero la turbidez, provocada por sedimentos provenientes de tierra firme, impide la formación de arrecifes en el resto de la costa. A esto se suma el blanqueamiento de los corales debido a la subida de la temperatura del mar con impactos en la disponibilidad de arena, sobre el turismo especializado en el buceo y en su carácter de barrera natural de protección costera" (p.92).

El BID, por su parte, no es menos astringente en su reporte "La Ruta hacia el Crecimiento Sostenible en la República Dominicana" (2009, http://www.stp.gov.do/eWeb%5 CArchivos%5CLibros%5C La_ruta_hacia_el_crecimiento_sostenible_en_la_RD_final_web.pdf): Se nos dice que "el desarrollo del sector se encuentra en una encrucijada". "Ante la débil implementación de las leyes, el deterioro medioambiental se ha convertido en la norma. Además, la oferta turística está muy poco diversificada y existe un importante déficit de infraestructuras de apoyo en todos los polos turísticos".

El BID recomienda un "Modelo de turismo sostenible en su triple dimensión económica, social y medioambiental, que se sustenta en la mejora y en la diversificación de la oferta turística del país mediante sus diversos atractivos culturales y naturales; en la articulación de una visión y estrategia de competitividad turística que el sector privado y la sociedad civil adopten por consenso, y en la creación de oportunidades para la micro, pequeña y mediana empresa" (p.175). Las medidas a tomar incluyen un "Plan Estratégico de Turismo Sostenible" y la creación de un "Observatorio Dominicano de Turismo Sostenible".

La Cepal, en su reporte "The Tourism Sector and the Global Economic Crisis: Development Implications for the Caribbean" (2010, (http://www.eclac.org/publicaciones/xml/1/39541/LCARL.255.pdf) concluye: "La experiencia de desarrollo del Caribe hasta los noventa, fomentó la emergencia del turismo como el motor económico principal para la mayoría de las economías caribeñas. Desde los años noventa, el sector ha encarado muchos retos y, habiendo competido globalmente por más de tres décadas, la evidencia ahora sugiere que el turismo está comenzando a perder su competitividad global" (p.33).

"La crisis global ha señalado la necesidad de explorar una economía de servicios más amplia como una estrategia de desarrollo de mediano y largo plazo. Tal abordaje ofrece la oportunidad de vincular mejor otros sectores económicos al producto turístico, y aumentar la competitividad de largo plazo del Caribe." "La experiencia de desarrollo del Caribe durante las últimas cuatro décadas sugiere que el sector turístico ofrece ahora la mejor oportunidad para reestructurar el sector exportador de la subregión" (p.29).

Sin duda, estas perspectivas ominosas de las agencias internacionales sobre la situación actual y el futuro de la industria turística son advertencias que no pueden ser ignoradas. Estamos frente a un umbral de cataclismo y si permitimos que las "practicas habituales" prevalezcan podríamos confrontar pronto un rudo amanecer. El liderazgo del sector tiene la palabra.

Estamos frente a un umbral de cataclismo y si permitimos que las "practicas habituales" prevalezcan podríamos confrontar pronto un rudo amanecer.

Fuente Diario Libre
http://www.diariolibre.com/movil/noticias_det.php?id=277760

Colinas de Gurabo | Bienes Raices Republica Dominicana Publicidad